El inglés es el idioma predominante en el mundo actual. Se estima que más de 500 millones de personas lo hablan de forma nativa. Además, a esta información hay que agregarle el hecho de que los países que hablan este idioma se encuentran entre los países con más influencia en el mundo globalizado.

Estos países de habla inglesa tienen una gran influencia en la importancia del aprendizaje de este idioma ya que por su posición de relevancia es prácticamente imprescindible para el resto del mundo el poder comunicarse con sus habitantes.

De este modo nos encontramos con que la mayoría de las personas residentes de países cuya habla nativa no es el inglés, eligen este idioma como segunda lengua por las grandes posibilidades que les ofrece, no sólo a nivel laboral sino también a nivel cultural.

La mejor manera de aprender inglés

Al igual que muchas otras disciplinas, el inglés es más fácil aprenderlo cuando somos más pequeños. De ahí es que surge la importancia de enseñar este idioma en las escuelas primarias desde los primeros ciclos escolares.

Sin embargo también existen otras opciones para los niños que no asisten a escuelas donde el inglés sea una asignatura, o bien para personas adultas que quieran aprender este idioma y profundizar sus conocimientos sobre la lengua inglesa.

Estamos hablando nada más y nada menos que las academias de inglés particulares y los cursos de idiomas dictados por instituciones oficiales.

Por ejemplo uno de los cursos de inglés más reconocidos a nivel mundial es el que dicta la Universidad de Manchester en Inglaterra.

No siempre necesario asistir a una universidad reconocida para poder aprender inglés de manera efectiva. Todo tipo de aprendizaje dependerá principalmente del alumno y de la facilidad que éste tenga para comprender las nuevas enseñanzas.

Enseñando inglés en las escuelas

Hoy por hoy ya una gran mayoría de los colegios de América tienen incluida la asignatura de inglés entre sus espacios curriculares. Aunque todavía se suele pedir porque esta materia sea dictada desde el primer año de clases para facilitar el aprendizaje del alumno y poder integrarlo desde una edad temprana.

El proceso de enseñanza de inglés en las escuelas es similar al de las academias aunque un poco menos intenso.

La enseñanza del inglés se divide en distintos niveles que son acompañados con libros de texto y de ejercicios acordes para dificultad de nivel. De esta forma podemos encontrar, por ejemplo, libros en inglés nivel b2, que serían de un nivel intermedio llegando a avanzado, como también libros en otros niveles ya sean; a1, a2, b1 ó c1.

Por lo general la enseñanza de ingles en las escuelas se suele centrar en los primeros niveles del inglés y para poder lograr un dominio completo del idioma y llegar a los niveles más altos es necesario acudir a una academia para instruirse por cuenta propia.

Tal vez en un futuro no muy lejano podamos mejorar la enseñanza del inglés en los colegios públicos para que de esta forma no sea necesario que el alumno tenga que sentir a entidades privadas para continuar su aprendizaje.